HOTEL XAUEN MONTANEJOS WIFI GRATIS
PARKING
MEJOR PRECIO ONLINE
964 131 151 - xauen@hotelxauen.com

Uno de los principales atractivos turísticos de Montanejos es su entorno: rutas por la naturaleza, miradores naturales, presas, cascadas y numerosos puntos para la observación de aves. Incluso unas fuentes naturales para disfrutar de un agradable y refrescante baño. Para descubrirlos nada mejor que, aparte de las numerosas actividades deportivas y de turismo activo que puedes realizar en la zona, seguir una ruta que te permita disfrutar de sus espacios naturales y de los miradores que hay en ella. Es la ruta de los miradores del Mijares.

Dado que Montanejos es un pueblo bastante pequeño, el recorrido se puede iniciar desde prácticamente cualquier punto. Solo hay que tomar dirección Noroestehacia la popular Fuente de los Baños. Poco después aparecerá un puente, en el que hay que dirigirse hacia Zucaina. Esta es otra localidad de la zona del Alto Mijares cercana a Montanejos. En este punto comenzará la ruta de los miradores del Mijares.

Ruta de los miradores del Mijares en Montanejos

 

Mirador de Montanejos

Justo en este punto, a la derecha del puente, está el primero de los miradores de la ruta, el Mirador del Río Mijares. Ahí también está el área recreativa de Fuente cerrada, en el que puedes descansar después de un paseo por la zona. De vuelta al puente, crúzalo y busca después una fuente junto a la carretera. Frente a ella verás un sendero pequeño, muy útil si no quieres comenzar la ruta de los miradores del Mijares caminando por la carretera. En cualquier caso, solo tendrás que recorrer unos 175 metros por ella hasta llegar al camino que tienes que tomar para seguir. El sendero antes mencionado también sale a él.

Este sendero, de cemento, es el inicio de la Senda de los Estrechos, y los postes que indican la dirección que lleva jalonan este tramo, así que perderse y no encontrarlo es prácticamente imposible. Es un camino de subida con un desnivel bastante pronunciado, que se irá haciendo cada vez más estrecho. Además, la cuesta será cada vez menos pronunciada. Este sendero no tiene una gran extensión, y pronto aparecerá el Estrecho de Chillapájaros.

Cañón del Mijares

 

Cañon del mijares

A este punto de la ruta se le conoce también como Estrecho o Cañón de Chillapájaros. Se llama también así por los ecos de los cantos y chillidos de las aves que tienen sus nidos en las rocas del cañón, compuesto por dos paredes completamente verticales de un centenar de metros de altitud. Al fondo del mismo se ve el Río Mijares, cuyo lecho queda encajonado entre las dos paredes de la garganta. La anchura del río en este punto, y de cañón, es de 25 metros aproximadamente.

Para recorrer este cañón, el sendero de la ruta sigue bordeando las paredes. En el cañón hay dos puntos para poder contemplar el paisaje, de gran belleza. Son otros dos de los miradores, o balcones, de la ruta de los miradores del Mijares. Eso sí, las vistas no son aptas para quienes sufren de vértigo, y hay que tener precaución al asomarse. Sobre todo si haces la ruta con niños de corta edad. Tras disfrutar de las vistas sigue caminando hacia el final del cañón. Esta senda irá descendiendo a medida que avances por ella. Llegará un punto en el que la bajada será bastante pronunciada, así que ten precaución si el suelo está resbaladizo.

El Chorro del Arenoso y la Cueva Negra

El descenso terminará a la altura del río, que tendrás que cruzar nuevamente. Lo harás por un puente, y después tienes que seguir durante un rato un sendero que recorre la orilla izquierda del río. A medida que caminas por él comenzarás a escuchar un rugido que cada vez se irá haciendo más potente. Más adelante podrás apreciar una neblina a lo lejos. En realidad es agua en suspensión que sale del conocido como Chorro del Arenoso. No es otra cosa que un aliviadero del pantano de Arenoso, que desagua en este punto.

El resultado es que la senda en este punto, parece un aspersor de riego, así que te mojarás sin remedio. En días calurosos no viene mal porque además sirve para refrescarse. Pero cuando se recorre la zona en un día fresco no es muy agradable. Por tanto lleva un chubasquero o alguna prenda impermeable para evitarlo. Y si haces la ruta con cámaras de fotos y otro equipamiento electrónico, no te olvides de protegerlo para evitar que se moje. A ti no te pasará nada por mojarte un poco, pero si tu cámara se moja los resultados pueden ser catastróficos. Por tanto, protégela. Acércate si quieres disfrutar el espectáculo del agua saliendo del aliviadero y no te importa mojarte. Como verás, sale con mucha fuerza.

Ya pasado el chorro, hay que seguir la ruta de los miradores del Mijares hasta llegar a una senda más ancha que la que has recorrido hasta ahora. Desde él hay que subir a la carretera, lo que puedes hacer por una senda estrecha que sube a ella. Ya en la carretera tienes que tener cuidado para no pasarte el camino que debes seguir. No es complicado, porque el punto en el que debes fijarte es un túnel. Si lo cruzas te volverás directamente a Montanejos por la carretera. Pero antes de este túnel hay un indicador que marca la presencia nuevamente del sendero.

La senda empieza pronto a subir. En un momento dado hay una desviación del mismo a la izquierda, por el que se llega a otro mirador de la ruta. En este caso, permite ver el Chorro del Arenoso desde un punto elevado. Eso sí, aquí también tienes que tener cuidado con el suelo, puesto que por la humedad del ambiente que provoca el chorro puede estar resbaladizo.

De vuelta en el sendero que habías dejado para disfrutar de las vistas, verás que empieza a subir y ahora puedes ver el cañón desde el otro margen. Después de recorrer un par de kilómetros disfrutando de las vistas, pero con precaución, llegarás al punto más alto del camino. Inmediatamente después empezará la bajada por un sendero, el conocido como el del Barranco de la Maimona. En un momento dado aparece la señalización del inicio del descenso a la Cueva Negra. Es un descenso de algo más de un centenar de metros hasta su entrada. Esta cueva tiene una gran sala de una treintena de metros de profundidad. Se puede bajar a ella, pero también con cuidado. El descenso, y luego la subida, se hace por un sendero con bastante desnivel.

Al salir de la cueva, de nuevo en el sendero del Barranco de la Maimona, tienes que seguir andando en dirección hacia Montanejos. Aproximadamente un kilómetro antes de llegar al pueblo se encuentra la Fuente de los baños. Se trata de una zona natural de baños con un manantial por el que mana agua a unos 25 grados. Eso sí, aunque el agua estará tibia, no esperes que esté a esa temperatura. El agua que sale del manantial se mezcla con el que lleva el río, que viene más fría. No obstante, el baño es agradable en verano.

En caso de no querer hacer una parada en la zona, sigue descendiendo hasta llegar a la carretera, Si avanzas por ella llegarás a Montanejos después de recorrer medio kilómetro. Como verás, la ruta no es excesivamente complicada, y es apta para toda la familia. Así que, si estás alojado en algún hotel de Montanejos, como el Hotel Xauen, y buscas una ruta sencilla en la que disfrutar de la naturaleza y las vistas, ¡sigue la ruta de los miradores del Mijares!

Danos tu opinión Comentarios

  • Laura dice:

    Montanejos es un lugar encantador. Tiene un microclima excelente, me recuerda a Merlo San Luis en Argentina en especial por el clima y sus aguas de colores combinados entre azul y verdoso, sus minerales saludables, paisajes que son un poema a nuestra vista.
    su gente es muy muy, agradable, simpatica , amable y siempre con una sonrisa en el rostro. Su gastronomía es un muy tradición y lo que más nos gusta es que utilizan productos de la zona. Somos muy felices cuando vamos a Montanejos y todo el Alto Mijares.
    Gracias a el Hotel Xauen por toda su agradable atención, todo su excelente personal que nos tratan con mucho cariño, respeto, siempre atentos en todo.
    El spa es fantástico.
    Como clientes del lugar, nos gusta informar que sus colchones son muy duros, lo que hace que luego de un gran spa no hay buen descanso ( no están alineados
    Gracias.

Comentarios